En comparecencia ante la Comisión de Justicia de la XVI Legislatura el Fiscal General del Estado de Quintana Roo, el Mtro. Óscar Montes de Oca destacó que la incidencia delictiva se ha reducido por el trámite de expedientes ante juzgados del Poder Judicial poniendo a más personas que han cometido actos ilícitos a disposición de la autoridad.

En relación a la atención de denuncias, en materia de feminicidio para el 2018 se judicializaron 7 expedientes, en 2019 fueron 17 y para el 2020 son 24 casos en manos de los jueces.

En materia de extorsión en 2018 se judicializaron 9 expedientes mientras que en el 2019 fueron 16 y en el 2020 ya son 25 los asuntos tramitados ante la autoridad jurisdiccional.

Para el 2018 sólo fueron judicializados diez expedientes relacionados con el secuestro, en 2019 fueron 16 y para el 2020 19 expedientes.

En cuanto al delito de narcomenudeo, en 2018 pasaron a la autoridad 247 expedientes, el siguiente año fueron 340 y para este año ya van 343 expedientes.

Por su parte, para el delito de homicidio se turnaron ante el juez 90 expedientes en el 2018, en el 2019 fueron 162 y para el 2020 200 carpetas fueron judicializadas.

El Fiscal también aunó en cómo se ha dado la atención a la ciudadanía a través de diversos canales, esto a pesar de la contingencia por covid-19 que ha sido considerada como un reto para diversas instituciones de gobierno.

Es por ello que en medio de la situación se reforzaron las medidas de austeridad del gasto y se agilizó el uso de las nuevas tecnologías de información y comunicaciones.

Como es el caso de la recepción de las denuncias por internet, el acercamiento oportuno de los servicios a las mujeres víctimas como es la app “Alerta Violeta”, la implementación de mecanismos alternativos de solución de controversias por vía virtual y la atención de quejas en materia de Derechos Humanos a través de la vía telefónica y por la aplicación digital de WhatsApp.

Deja un comentario