El miércoles 2 de diciembre la cámara de diputados aprobó la reforma al Código Penal federal que permitirá añadir multas y castigos de hasta 15 años de prisión para aquellos que, durante emergencias sanitarias, como una pandemia, o desastres naturales eleven sin justificación los precios de productos de primera necesidad.

La reforma incluye, entre otros, productos de primera necesidad, como aquellos de higiene personal y medicamentos e insumos médicos, vendidos a costos excesivos durante pandemias como la de COVID-19 o desastres naturales.

El Pleno en San Lázaro aprobó los cambios a la ley de forma unánime, con 465 votos a favor, para añadir el artículo 254 Quáter al Código Penal Federal, donde se prevé “aumentar hasta una mitad en su mínimo y máximo la pena que corresponda” a una serie de acciones durante este tipo de emergencias.

Las sanciones y castigos para quienes aumenten precios irán desde los cuatro años y medio de cárcel hasta los 15 años. Además, las multas serán desde 300 hasta 1,500 días.

El aumento injustificado elevará las penas “en el contexto de la amenaza, inminencia ocurrencia de una situación de desastre natural, riesgo sanitario o cualquier otra circunstancia catastrófica que altere de forma grave el orden público durante un tiempo determinado”.

El dictamen fue enviado al Senado para su discusión y posterior mente su aprobación.

Deja un comentario