En la Ciudad de México entraron en vigor diversas reformas a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, entre las que destaca que cuando una mujer sea agredida en casa por su pareja, este tendrá la obligación de dejar hogar y hacerse responsable del pago de los servicios.

Las modificaciones a la Ley fueron aprobadas por el Congreso local el pasado 10 de noviembre y el martes 24 de noviembre entraron en vigor. El agresor tendrá la obligación de hacerse responsable del mantenimiento o el pago de servicios del hogar, así quedó estipulado en la fracción III del artículo 63.

“Se debe garantizar el cumplimiento de las obligaciones contractuales del agresor con respecto a la propiedad o posesión que previamente existían o los apoyos que brindaba para ello”, indica el artículo.

Por otro lado, las modificaciones al artículo 24 establecen que se deberán establecer las acciones y medidas para la reeducación y reinserción social de la persona agresora de violencia sexual; siempre y cuando exista un modelo de abordaje psicoterapéutico debidamente probado en sus beneficios y alcances y supervisado por la Secretaría de las Mujeres.

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, en coordinación con la Secretaría de las Mujeres de la Ciudad de México y la Fiscalía, deberá facilitar los trámites para que las mujeres víctimas de violencia obtengan vivienda y/o créditos accesibles para la adquisición o mejoramiento de la vivienda. Este programa deberá considerar las condiciones de vulnerabilidad en las que se encuentren las mujeres víctimas.

La Jefatura de Gobierno contará con un plazo máximo de 120 días hábiles para realizar las reformas reglamentarias necesarias para la aplicación del presente decreto.

Deja un comentario