Este martes 17 de noviembre miembros del Consejo de Participación Ciudadana de Chetumal presentaron ante la Oficialía de Partes del Congreso del Estado una iniciativa para que se establezca una residencia mínima de 10 años para las personas que ocupen cargos de primer nivel en la administración pública estatal.

La iniciativa no va contra nadie en particular, ya que lo único que pretenden es que quienes ocupen los cargos públicos conozcan el estado, sus raíces y costumbres.

“Estamos buscando que los funcionarios públicos de mayor nivel tengan más de 10 años de vivir en el estado, para que tengamos la garantía que conozcan nuestros problemas y no se improvisen las cosas”, señaló Eusebio Azueta Villanueva, conocido empresario chetumaleño.

El presidente del Consejo mencionó la falta de trabajo de los actuales funcionarios y los pocos resultados que se ven, detalló que entre los problemas que presenta la capital del estado se encuentra la falta de alumbrado público, mal estado de las banquetas y basura en las calles.

Deja un comentario