Fueron identificados los cadáveres mutilados que transportaba un presunto integrante de La Unión Tepito en un “diablito” en el centro histórico de la Ciudad de México; se trata de Alán Yahir y Héctor Efraín, dos jóvenes mazahuas que desaparecieron hace más de siete días.

Los padres de ambos menores, que vivían una vecindad ubicada en la calle Pensador Mexicano de la Ciudad de México (CDMX), identificaron ayer sus restos, que fueron recuperados de las manos de un sujeto que los llevaba en cajas de plástico, el domingo por la madrugada.

Alán Yahir, de 12 años de edad, y Héctor Efraín, 14 años de edad, desaparecieron la noche del martes 27 de octubre; la última vez que se les vio fue cerca de las calles Donceles y Allende, en el Centro Histórico capitalino.

El día de su desaparición, los padres de Héctor Efraín le llamaron a su teléfono celular, el cual respondió un hombre desconocido, quien solo dijo, “bueno”, y luego colgó. El celular marcó como última ubicación una vecindad de Belisario Domínguez.

Las pruebas forenses arrojaron que Alán y Héctor fueron torturados y mutilados; el sujeto que los transportaba, presuntamente pretendía abandonar los restos en el Centro Histórico.

La noche de su desaparición, los jóvenes se vieron a la 21:30 horas, como siempre lo hacían todas las noches, porque vendían dulces en la calle Donceles, sobre Eje Central.

Deja un comentario