Este sábado la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo aseguró un restaurante ubicado en el Bulevar Kukulcán de Cancún, tras varias denuncias y reportes debido al riesgo de contagio por covid-19.

El lugar conocido como “Taboo” fue clausurado por no cumplir con las normas administrativas como rebasar el foro permitido, omitir el uso de cubrebocas, no mantener la sana distancia, entre otras; esto representa un riesgo de salud pública y es considerado como delito para la vida o salud de las personas.

La intervención para llevar a cabo la clausura fue llevada a cabo por autoridades de SEFIPLAN, Fiscalización del SATQ, de la Consejería Jurídica, de la Dirección de Fiscalización Municipal, Dirección de Protección Civil, Seguridad Pública municipal y la Guardia Nacional.

Posteriormente, personal de la FGE arribó al inmueble para colocar los respectivos sellos de aseguramiento con el número de carpeta 17885/2020 que se inició por la posible comisión de diversos delitos. Los participantes podrían ser sancionados hasta con un año de cárcel.

Deja un comentario