Durante la celebración de Halloween en Quebec, Canadá, un hombre vestido con traje medieval atacó a transeúntes con un sable japonés dejando un saldo de dos muertos y cinco heridos. Los ataques ocurrieron en el centro histórico de la ciudad, cerca del Chateau Frontenac y la Asamblea Nacional, la zona más turística de la capital.

Según tres testigos citados por el diario de Quebec “Le Soleil”, el atacante degolló a su primera víctima cerca del hotel “Chateau Frontenac”, donde quedó esparcida la sangre. El segundo asesinato se habría producido en la calle “des Remparts”, mientras que en el camino hacia el Viejo Puerto el hombre habría aprovechado para lastimar a otras cinco personas.

Luego de una persecución, el agresor se terminó entregando a la policía. En el momento de su arresto, el hombre se encontraba tendido en el suelo, descalzo e hipotérmico, por lo cual fue trasladado a un hospital para ser evaluado.

De igual manera los cinco heridos fueron llevados a un hospital para luego ser dados de alta, pues sus vidas no parecían correr peligro alguno.

El jefe del servicio de policía de Quebec, Robert Pigeon, “nos sumergimos en una noche de horror cuando un hombre de 24 años, que no vive en Quebec, se acercó a nosotros con la intención de causar el mayor número de víctimas posible”.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, calificó lo ocurrido como una “terrible tragedia”, mientras que la vice primera ministra de la región, Geneviève Guilbault, denunció los ataques como “bárbaros” y dijo que “todo Quebec está de luto esta mañana”.

Debido a la pandemia de coronavirus, las calles del centro histórico de Quebec estaban poco transitadas en el momento de los ataques.

Deja un comentario