GAP y Banana Republic han enfrentado la crisis por covid-19 con el cierre de tiendas; tan sólo en agosto de este año anunciaron que bajarían la cortina de 225 tiendas en el mundo.

Ahora GAP se enfrenta al cierre de todas sus tiendas establecidas en la Unión Europea en donde tan sólo en Francia se encontraban 120 puntos de venta físicos.

Dicha medida forma parte de una reestructuración que están haciendo en el continente, con el cual pretenden ahorrar 80 millones de euros anuales.

La decisión también surgió a raíz de la caída en ventas durante los tres últimos meses que equivale a un 18%, consecuencia de la pandemia por coronavirus que ha golpeado a distintas marcas a nivel mundial.

De igual forma han reducido las tiendas especializadas en América del Norte y han sacado sus sucursales de los centros comercias, al respecto la marca ha mencionado:

“Lo que estamos haciendo es reestructurar la flota, cambiar y empujar una mayor parte del negocio a digital y aumentar la participación (de mercado) en categorías clave”.

Por su parte, Banana Republic cerrará unas 130 tiendas en Estados Unidos en los próximos tres años como una medida que les permitirá retirarse de los centros comerciales donde han permanecido por varios años.

Otra tragedia que también ha golpeado a GAP es la demanda por parte de la inmobiliaria de Amancio Ortega ya que la compañía estadounidense registró el impago de rentas.

Deja un comentario