Miles de chilenos conmemoraron este domingo el primer aniversario del inicio de la revuelta social en Chile, para ello marcharon por las calles acompañados de pancartas, banderas y cánticos propios de una manifestación pacífica.

El movimiento se dirigía a la Plaza Italia, el principal centro de protestas en Santiago de Chile; fue convocado a través de redes sociales por anónimos y controlado por 40 mil elementos de la Policía que fueron desplegados para evitar desórdenes.

Sin embargo, grupos de encapuchados comenzaron ataques violentos durante la conmemoración, prendieron fuego a la Iglesia de la Asunción que terminó desmoronándose entre llamas. Bomberos y rescatistas hicieron un cerco para evitar que la estructura impactara contra la gente.

De igual forma otro templo fue saqueado e incendiado por los encapuchados que armaron una barricada encendida en la calle; las llamas fueron controladas por bomberos y no pasó a mayores.

Todo esto sucede a una semana del plebiscito en el que los chilenos decidirán si cambian o no la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, convocado por un acuerdo político logrado luego de violentas manifestaciones en el país el año pasado.     

Deja un comentario