El Buen Fin en Quintana Roo está por iniciar su décima edición. Este programa nacional tiene el propósito de reactivar la economía fomentando el consumo interno y generando una derrama económica positiva en el nivel de vida de las familias de la entidad.

En rueda de prensa, celebrada el día jueves 16 de octubre, se hizo el anuncio del evento comercial, avalado por la presencia de la secretaria de Desarrollo Económico del Estado, la Mtra. Rosa Elena Lozano Vázquez, el presidente de la CANACO- Servytur Chetumal-Tulúm, el Ing. Jaime Mingüer Cerón, y el Maestro Rubén Sánchez Aldana, director general del Instituto de la Economía Municipal de Othón P. Blanco.

El año anterior, en su novena edición, El Buen Fin contó con la participación de más de 100 mil negocios que generaron una derrama económica de 116 mil millones de pesos en ventas, y este año se espera que, tan sólo en el sur de Quintana Roo, se logre la participación de más de 500 negocios de todo tipo, que generen una derrama de alrededor de los 290 millones de pesos.

En la misma rueda de prensa se informó acerca de los programas de financiamiento, y ante el interés mostrado por el presidente de la CANACO, quien también dijo desconocer si sus agremiados han accedido a este tipo de créditos, se hizo la aclaración pertinente de que no es requisito la pertenencia a cámaras o agrupaciones gremiales, para poder acceder a dichos recursos.

La titular de SEDE informó que actualmente se cuenta con una cartera colocada de 97 millones 15 mil pesos, de 387 créditos aprobados en toda la entidad: 73 en Benito Juárez; 66 en Othón P. Blanco; 22 en Solidaridad; 99 en Felipe Carrillo Puerto; 39 en Tulúm; 27 en Bacalar; 33 en Cozumel; 9 en Lázaro Cárdenas; 9 en José María Morelos y 10 en Isla Mujeres, mientras que, alrededor del mismo tema, SEDE ha brindado hasta 2 mil 170 asesorías. También se informó que, por primera vez en la historia, artesanos y artesanas de Quintana Roo, han podido tener acceso a este tipo de créditos, y que se han entregado ya en este sector, 186 empréstitos, aunque por respeto a la privacidad de las y los beneficiarios, no se dieron a conocer sus datos personales.

Deja un comentario