Afectados se manifestaron para que les den una resolución ante una fuga de la cual surgen aguas negras que han provocado problemas a los comerciantes de la zona.

Habitantes y dueños de hoteles que se ubican a la altura del kilómetro cuatro en la Zona Hotelera de Cancún se manifestaron para denunciar la nula atención hacia una fuga de la que desde hace casi 8 meses emanan aguas negras.

Los manifestantes con pancartas se dirigen a FONATUR, que autoriza las obras en la zona hotelera, y que desde hace meses no contesta la solicitud de la compañía concesionaria Aguakan.

Vecinos de la zona explicaron que a lo largo de la calle Pescadores se desbordan aguas negras que provocan olores fétidos en toda la colonia y dichas aguas realizan un recorrido hasta encontrarse con el drenaje pluvial que desemboca en la Laguna Nichupté.

Esto produce mayores afectaciones en los condominios Playa Linda, Villa Sicilia, así como a los centros de hospedaje Hotel Sotavento, Quintas Laguna Real y Hotel Calixto, entre otros.

Los afectados también detallaron que desde marzo comenzaron las obras a la mitad del bulevar Kukulcán pero se detuvieron porque necesitaban un permiso de FONATUR que aún sigue sin ser concedido pese a haberse solicitado desde hace más de cinco meses.

Por otra parte, uno de los hoteleros añadió que esta situación le ha costado clientes a su negocio porque los turistas se quejan del mal olor y no puede hacer nada al respecto ya que las autoridades no han resuelto el problema.

Deja un comentario