Tras el escándalo que dejó el grupo de influencers mexicanos contratados por la Secretaría de Fomento al Turismo (SEFOTUR) para promocionar a Yucatán, los legisladores han pedido a la Auditoría Superior del Estado (ASEY) revisar las cuentas de dicha dependencia. Durante la sesión de hoy, el diputado priista Warnel May Escobar pidió a la ASEY investigar la distribución de los recursos para la visita de los influencers a diferentes lugares de Yucatán.

Cabe recordar que el pasado domingo 27, el Sindicato Nacional Democrático de los Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTC), sección Yucatán, dio a conocer que, debido a su mal comportamiento de un grupo de influencers traídos para promocionar a Yucatán, fueron expulsado de la zona arqueológica de Uxmal por actuar de manera irrespetuosa e irresponsable tras los llamados a cumplir las nuevas normas sanitarias.

Ante los señalamientos de los custodios del sitio arqueológico, la titular de la Sefotur, Michelle Fridman, aseguró que la dependencia sólo costeó los pasajes y que los gastos de su estancia fueron cubiertos por patrocinadores. Días después el grupo fue motivo de nuevas críticas por haber violado la prohibición de trepar a una estructura de la entrada del convento de Izamal para posar en sus fotos promocionales, lo que justificaron con el argumento de que creyeron estar en una exhacienda.

De igual manera el diputado Warnel May presentó una iniciativa para modificar la Ley para el Fomento y Desarrollo del Turismo del estado, a fin de crear el Consejo de Promoción Turística de Yucatán, ente descentralizado que tendría por objeto promover, impulsar y ejecutar programas de promoción de los destinos turísticos del estado y reemplazar los fideicomisos sectoriales.

En el mismo sentido se pronunció el diputado perredista Alejandro Cuevas Mena, quien solicitó al gobierno del estado revisar cuidadosamente su política de difusión y promoción, “para conocer qué queremos promover y qué mensaje queremos mandar hacia afuera”.

Deja un comentario