Tras un largo proceso judicial de siete años, hoy fueron sentenciados Ángel Jesús García González y Braulio Pech Ortega a 25 años de prisión, por el asesinato de Martín Grajales Paredes, estilista de profesión quien fuese asesinado en su local ubicado en el centro de la ciudad de Chetumal, para luego ser llevado en su propio automóvil hasta un lugar deshabitado cerca del Ejido Laguna Guerrero, este crimen fue perpetrado en el año 2013.

Corría el mes de agosto del año antes mencionado cuando la víctima desapareció y no fue sino hasta una semana después que sus familiares reportaron la desaparición. Uno de los asesinos estuvo cargando el celular del difunto por varios días, contestando mensajes para evitar sospechas. Por esta razón, la familia no habría podido enterarse de la desaparición de Martín Grajales sino hasta casi una semana después.

De acuerdo a la entonces Procuraduría, ambos sujetos asesinaron a Grajales Paredes con el fin de robarle. El cuerpo fue llevado en el vehículo de la víctima hasta un lugar deshabitado cerca del Ejido Laguna Guerrero para ser escondido. Autoridades encontraron el vehículo del estilista en un taller mecánico de la ciudad, donde había sido vendido por la módica cantidad de ocho mil pesos.

El propietario del lugar describió a las autoridades las características de quienes le llevaron el automóvil, lo que agilizo la detención de estas dos personas. Después de la captura de Ángel García y Braulio Pech, estos revelaron la ubicación donde se encontraba el cadáver del estilista.

El día de Hoy, un juez sentenció a ambos sujetos a 25 años de cárcel, además de fijar una multa de 92 mil pesos, una reparación del daño material por 3 mil 600 pesos y una indemnización por 300 mil pesos.

Deja un comentario