Ocho ciudades de Texas se encuentran en alerta luego de que hallaran una ameba “comecerebros” en un suministro de agua al sureste del estado.

Esto comenzó el pasado 25 de septiembre cuando se reportó la presencia de la ameba Naegleria fowleri en el suministro de la localidad de Brazosport; así fue como la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (CTEQ) alertó a los residentes y pidió que no usaran esa agua hasta nuevo aviso.

El aviso fue para las localidades de Lake Jackson, Freeport, Angleton, Brazoria, Richwood, Oyster Creek, Clute y Rosenberg, así como la plata Dow Chemical y el Departamento de Clemens y Wayne Scott.

Por su parte, en Lake Jackson se declaró zona de desastre luego de que se diera a conocer el caso de un niño de seis años que fue hospitalizado por la ameba, lo que le hizo perder la vida. Las autoridades creen que el niño se infectó en un chapoteadero frente al Civic Center o quizás con el agua de una manguera con la que se mojó.

Esta ameba suele encontrarse en agua dulce templada, como la de los lagos, ríos y aguas termales; entra al cuerpo a través de la nariz y de ahí sube al cerebro donde destruye el tejido cerebral, condición conocida como “Meningoencefalitis amebiana primaria”.

Deja un comentario