La Fiscalía General del Estado expuso que se ha enfrentado a resistencia durante su proceso de depuración, esto por parte de elementos que se han sido impactados por los cambios de la institución.

La dependencia señaló principalmente a 223 elementos que tienen hermanos dentro de la corporación, 435 que no cumplen con el requisito de escolaridad, personal que no cuenta con Evaluación de Control de Confianza vigente, así como los que no aprobaron dichos exámenes.

En relación a las evaluaciones, la FGE detalló que el estado de la fuerza de la Policía de Investigación es de 591 de los cuales 318 aprobaron la evaluación, 110 no cuentan con Evaluaciones de Control de Confianza vigentes y serán evaluados en lo que resta del año, y 75 no cuentan con antecedente de evaluación por lo que se les pidió su programación.

En el informe también se explica que, del total de policías, 88 no aprobaron la evaluación lo que equivale al 14.89% del estado de fuerza. De los elementos desaprobados, 8 fueron destituidos por el Consejo de Honor y Justicia, a 37 se les iniciaron procedimientos administrativos de separación, 11 están suspendidos con amparo, 3 sin suspensión con amparo, 9 están en proceso de notificación, 12 más pendientes por Reglamento y 2 están en revisión.

Asimismo, de manera adicional, 12 elementos más se mandaron al archivo por amparo o incompetencia del Consejo y 31 no tienen procedimiento por tener un resultado antiguo.

Deja un comentario