Empresas constructoras del sur de Quintana Roo se enlistan para competir por los tramos 6 y 7 del Tren Maya, que abarcan Tulum-Bacalar y Bacalar-Escárcega.

Para ello, forjaron la integración de empresas de ramos diversos de la construcción a través de sociedades gestoras, lo que les permitiría tener mayor capacidad financiera por la unión de capitales.

Por su parte, Diego Cortés Arzola, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (Cmic) en Quintana Roo, destacó que las empresas se agruparon para presentar propuestas atractivas a SEDENA y FONATUR para participar por la licitación de los tramos anteriormente mencionados.

Cortés Arzola explicó que las 265 constructoras locales optaron por la conformación de integradoras para ser más competitivas contra las foráneas.

Este proyecto podría ser un beneficio para dichas empresas que fueron golpeadas por la pandemia, así como aproximadamente 30 mil obreros en el sur del estado.

 El Presidente de la CMIC en Quintana Roo también agregó que su ventaja competitiva es que son los consultores más adecuados para la mecánica de los suelos y topografía ya que en la zona sur estos tienen características muy especiales.

Deja un comentario