Agentes Ministeriales que estaban manifestándose, presentaron irregularidades en sus expedientes por lo que las autoridades federales han ordenado su baja.

Agentes Ministeriales que se han manifestado en Quintana Roo, no han aprobado su examen de control de confianza por lo que serán dados de baja a petición de las autoridades federales y también por inconsistencias en sus expedientes.

De los 597 elementos de la Policía de Investigación, como se denomina al departamento, 109 aún no han sido evaluados y se espera realizarlo pronto. Pero 96 no aprobaron el control de confianza y son los mismo que se han incorporado a las manifestaciones.

58 ya están bajo proceso administrativo de separación y 18 más se encuentran suspendidos de sus labores; la causa de estos procesos se debe a la detección de graves anomalías en el desempeño de sus funciones.

Entre las irregularidades destacan el delito de cohecho, sobornos para agilizar trámites ministeriales, uso de documentos falsos para acreditar grados de estudios, pruebas positivas al consumo de sustancia prohibidas, faltas de pruebas para acreditar depósitos en sus estados financieros, entre otros.

Sin embargo, las anomalías más preocupantes fueron la detección de la distorsión de los informes de investigación a favor de los inculpados, así como vínculos con la delincuencia organizada.

Por otra parte, los elementos que han protestado se rehúsan a someterse a los nuevos controles que la Fiscalía General del Estado está implementando, como la colocación de GPS para monitorear sus unidades, la aplicación de pruebas antidopaje y la prueba del polígrafo.

Deja una respuesta