El PRI encabezará la Cámara de Diputados a pesar de no haber recibido el apoyo de la bancada del PT que asegura un punto de quiebre para la Cuarta Transformación.

Tras los roces con la 4T para permitir que el PRI presida la Cámara de Diputados, ayer durante el segundo intento, el pleno avaló la victoria de la priista Dulce María Sauri que fungirá como Presidenta para el tercer año de la 64 Legislatura.

Con 313 votos a favor, 123 en contra y 21 abstenciones, la legisladora logró posicionarse en el puesto; en este caso la bancada de Morena sí mostró su apoyo y la bancada del PT votó en contra.

Esto dejó a la fracción del PT en medio del camino y su principal aspirante, el Diputado Gerardo Fernández Noroña que ante los resultados denunció que en la Cámara de Diputados existió una operación de estado para elegir a la nueva mesa directiva.

Fernández Noroña señaló directamente a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de haberse involucrado en la negociación para que el PRI encabece la mesa directiva.

Por otra parte, el coordinador del Partido del Trabajo, Reginaldo Sandoval, publicó en su twitter que “Dejar pasar al PRI es el punto de quiebre de la Cuarta Transformación”.

Deja un comentario