La PROFECO alerta a los consumidores sobre el uso de este jarabe como endulzante de algunos productos que podría causar graves problemas de salud si se consume en exceso.

La Procuraduría Federal del Consumidor alertó sobre el jarabe de maíz de alta fructuosa que contienen diversos productos y que su consumo en exceso podría ser dañino para salud.

La PROFECO señala la Revista del Consumidor, que dicho jarabe no aporta nutrientes y su contenido calórico es excesivo, lo que podría llevar al sobrepeso o la obesidad.

Éste puede encontrarse en alimentos como papas fritas, galletas rellenas, yogurt, distintos refrescos y una miel para bebé.

El jarabe de maíz de alta fructuosa llegó a México a partir del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Por ello, empezó a comercializarse y la industria de los alimentos sustituyó el azúcar de caña por el jarabe de maíz.

Deja un comentario