Un adolescente arremetió contra dos manifestantes durante las protestas ocurridas en Wisconsin tras otro caso de brutalidad policiaca. El homicida cargaba un rifle y disparo contra tres personas de las cuales dos perdieron la vida.

Las manifestaciones en Estados Unidos bajo el movimiento de Black Lives Maters, se intensificaron tras otro caso de brutalidad policiaca ocurrido en Kenosha, Wisconsin, en donde un policía disparó contra un hombre afroamericano.

Desde aquel día, los defensores del movimiento salieron a manifestarse con más fuerza por las calles de Kenosha, ocasionando incendios y disturbios por toda la ciudad.

Pero el día de ayer se reportó un ataque hacia dos personas que se encontraban en la concentración. Un adolescente blanco de 17 años identificado como Kyle Rittenhouse disparó contra el par de víctimas que perdieron la vida y también una persona que terminó herida.

En videos compartidos a través de redes sociales, se puede ver cómo Rittenhouse cargaba un rifle y durante una entrevista que le hizo un periodista, éste aseguró que se encontraba en el lugar para defender a los negocios de ataques por parte de los manifestantes. También mencionó que portaba un arma para su propia protección.

Momentos después se puede apreciar en otro video cómo una persona se acerca a él con un objeto en llamas y ahí fue cuando el joven arremetió con aproximadamente 8 disparos que terminaron con la vida del sujeto que lo perseguía.

Posteriormente, salió huyendo del lugar mientras otras personas lo perseguían para alcanzarlo luego del ataque. En su recorrido terminó tropezando y algunos manifestantes intentaron detenerlo, pero al forcejear con él, disparó contra otras dos personas de las cuales una terminó herida y la otra murió instantáneamente.

Después del incidente, se puede ver a Rittenhouse correr hacia la policía que se encontraba al final de la calle. Su motivo era poder entregarse a los uniformados tras el delito que había cometido, sin embargo, estos no arremetieron contra él.

Fue hasta hoy que arrestaron al adolescente que se encontraba en su domicilio en Antioch, ubicado a poco más de 30 km de donde se produjo la movilización. Está acusado de homicidio doloso en primer grado y será juzgado como un adulto.

Deja un comentario