Compañías asiáticas, líderes en tecnología, han planteado la posibilidad de aperturar fábricas en México que permitirán su recuperación económica.

Foxconn y Pegatron tienen renombre a nivel mundial debido a su papel como contratistas de varias compañías especializadas en la producción de teléfonos móviles, incluidos los de la marca Apple.

Con sede en Taiwán, ambas empresas plantean abrir nuevas fábricas en México a raíz de la Guerra Comercial que protagonizan Estados Unidos y China, lo que los ha empujado a repensar sus cadenas de suministro.

Por su parte, Foxconn planea usar una fábrica mexicana para producir iPhones, decisión que aún se encuentra en proceso y podría ser tomada a finales de este año. Esta compañía que actualmente cuenta con cinco fábricas en el país, donde producen televisores y servidores, también está interesada en instalar otra fábrica en Ciudad Juárez.

Por otro lado, Pegatron ha entablado las primeras conversaciones con prestamistas respecto a una instalación adicional en México que se utilizaría principalmente para ensamblar chips y otros componentes electrónicos.

Empresas chinas también han posado sus ojos en las República Mexicana, como Luxshare Precision Industry, que según los medios, es el principal fabricante de Airpods de Apple. La empresa estudia la posibilidad de construir una planta en el país latinoamericano en 2020.

Las empresas electrónicas, médicas y automotrices de Asia podrían ser las impulsoras de inversiones en México para el cuarto trimestre del 2020.

Deja un comentario