Unas dos mil latas de cerveza y varias botellas de licor fueron decomisadas de tres vehículos distintos la madrugada de hoy en un retén policiaco en el municipio de Chemax.

Ante la “ley seca” en todo el territorio estatal, que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas como medida de contingencia sanitaria contra el coronavirus, los yucatecos se la ingenian para tratar de meter cerveza y licor.

Aunque no está prohibido su transporte, sólo venta, la Policía Municipal de Chemax y la Guardia Nacional detuvieron a varias personas que en diferentes vehículos llevaban cartones y planchas de cerveza, así como botellas de licor.

Fue tal el nerviosismo de los conductores de las unidades que agentes policiacos de Chemax y elementos de la Guardia Nacional los sometieron a una exhaustiva revisión ante la sospecha de algún cargamento ilícito.

Y las autoridades no se equivocaron. Primero encontraron varias cajas de cervezas en una camioneta cerrada color blanca con placas de circulación YB-0423-B bajo el mando de Carlos Norberto M.C.

Minutos después otra camioneta, esta de matrícula CN-48253 y conducida por Miguel Ángel G.L., fue sometida a otra inspección en la que también se encontraron bebidas alcohólicas.

Y por tercera ocasión en la noche, de forma increible un tercer vehículo, que transportaba cajas de pollos, placas YP2-495-A y guiado por Juan C.P., fue descubierto movilizando varios paquetes de bebidas alcohólicas. Se informó que el decomiso, cuyo total ascendió a poco más de 100 paquetes de cerveza de diferentes marcas -entre planchas y “six pack”- así como varias botellas de licor, este cargamento quedó en resguardo de las autoridades municipales.

Todos los detenidos fueron trasladados a la cárcel municipal para los fines legales correspondientes y que las autoridades de Chemax cobren las respectivas multas con el argumento del clandestinaje.

Deja un comentario