Los dragones azules, o glaucus atlanticus, son una especie de babosas marinas que pueden atacar a los seres humanos y su picadura puede resultar más dolorosa que la de una medusa.

Los habitantes de Estados Unidos, específicamente en Texas, han registrado hechos insólitos en los últimos meses, como la alerta de avistamientos de los peligrosos avispones “asesinos” y una serpiente que ‘tocó’ el timbre de una casa.

Sin embargo, el suceso que más llamó la atención fue el descubrimiento de extraños dragones azules en el agua. Según Padre Island National Seashore esta especie de babosas marinas, pueden atacar a las personas con una picadura incluso más dolorosa que la de una medusa.

Los dragones vistos en la costa son pequeñas babosas marinas, y aunque miden solamente alrededor de 3 centímetros, su extraña presencia en Texas sí representa una alerta para las autoridades.

Son depredadores de las medusas y al comerlas pueden almacenar las células punzantes para utilizarlas como defensa, por lo que al ser tocados por depredadores o por seres humanos, los dragones “pican” de forma muy aguda.

El aumento en los avistamientos de esa especie podría ser el resultado de un grupo de dragones que se acerca a la orilla.

Deja un comentario