No solo es arriesgarse al peligro de contagiarse del virus y también pasar largas horas bajo el sol, los jóvenes brigadistas tienen que lidiar también con la falta de colaboración de la población.

Su noble labor es recorrer las calles de la ciudad aconsejando a la gente sobre tomar las medidas necesarias para evitar contagiarse de coronavirus, también reparten gratuitamente cubrebocas para aquellas personas que no portan uno, evitan las aglomeraciones en los establecimientos o espacios públicos; sin embargo, se encuentran con la resistencia de las personas que no quieren acatarse a las medidas de prevención y hasta han intentado agredirlos.

“En la colonia Solidaridad estuvimos a punto de ser agredidos por una persona; no portaba cubrebocas y nos acercamos para recordarle las recomendaciones de las autoridades de salud, primero nos insultó en repetidas ocasiones y se fue, pero a los pocos minutos regresó con un machete y nos amenazó de atacarnos”, relata David Andrade, un joven que forma parte de estas brigadas en Chetumal.

Otro caso fue comentado por  Geovany Sánchez, otro joven que forma parte de estas brigadas. “Simplemente nos dicen que no van a usar cubrebocas porque no creen en el virus, dicen que es un invento y que a ellos no les pasará nada. No nos permiten obsequiarles un cubrebocas porque dicen que no lo usarán”.

Estos jóvenes aseguran que, la falta de cooperación de la ciudadanía es uno de los principales obstáculos que se presentan en el combate a la pandemia por Covid-19.

Deja un comentario