Un menor vivió dos semanas sometido ante el abuso de la pareja de su mamá que lo obligó a cavar una tumba donde amenazó con sepultarlo.

Durante dos semanas un niño de 11 años sufrió un calvario en el municipio de Cozumel, ya que a manos de su padrastro fue maltratado y obligado a cavar “su propia tumba” donde lo amenazaron con ser sepultado.

A las 23:30 horas del viernes de la semana pasada, las autoridades acudieron al llamado que hicieron vecinos al percatarse de ruidos extraños en el monte que se encuentra entre el Fraccionamiento “El Encanto” y “Caribe” en donde hallaron al menor que estaba desnudo cavando un hueco en el sitio.

Ante la presencia de los agentes policiacos, el niño pidió socorro debido a la situación que llevaba viviendo un par de semanas en las que la pareja de su mamá lo maltrataba física y psicológicamente hasta enviarlo al monte para cavar un agujero donde amenazó con enterrarlo pues “le estorbaba para hacer una vida con su madre”.

De acuerdo con el testimonio del menor, su madre sabía acerca de la situación y no había hecho algo para detenerla o defenderlo.

Cuando la mamá del menor, identificada como Nubia V. y el padrastro Alfonso G. supieron que los policías estaban con el niño, huyeron de su domicilio a donde llegaron vecinos para toparse con la noticia de que los responsables ya habían escapado.

Nubia V. y el padrastro Alfonso G.

Hasta el momento el menor se encuentra en manos de las autoridades y ya se inició una carpeta de investigación en la Fiscalía General del Estado en contra de ambas personas.

Deja un comentario