La Secretaría de Seguridad Pública y el ayuntamiento de Othón P. Blanco relajaron las medidas en el Mercado de Lázaro Cárdenas, mejor conocido como el Mercado Nuevo, a pesar de ser considerada una zona de alto contagio del Covid-19, y ahora únicamente regalan gel antibacterial para desinfectar las manos.

Aunque el semáforo epidemiológico indicó color naranja para el sur de Quintana Roo desde el inicio de semana, los elementos en el filtro de revisión y supervisión dejaron de medir la temperatura corporal y comenzaron a permitir el ingreso a la central de abasto sin mayores restricciones.

Esto representa un riesgo pues ya no se detienen a detectar la temperatura elevada en los compradores que podría ser un indicador de padecer coronavirus.

Este relajamiento de los protocolos sanitarios ocasionó la aglomeración de personas en los establecimientos comerciales sin mantener la sana distancia.

La suspensión de medidas preventivas también se observó con la reapertura de calles desde la noche del lunes.

Deja un comentario