Oaxaca pasó hoy a hacer historia al convertirse en el primer estado en México que prohibirá la venta de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico a los menores de edad.

La iniciativa, propuesta por la Diputada local Magaly López Domínguez, fue aprobada con 31 votos a favor por la 64 Legislatura del Congreso de Oaxaca.

La Diputada explicó que la obligación de los miembros del Congreso como representantes populares, es la de velar por la salud de la población, en especial de los niños y adolescentes, además de promover un estilo de vida saludable.

La decisión fue aplaudida por 73 organizaciones en pro de la salud y organismos internacionales como la FAO, ONU y la Unicef.

Por otra parte, también surgió el rechazo del sector empresarial en el estado con la justificación de que la prohibición afectaría a los pequeños comerciantes en sus ventas y no era conveniente aprobarla en tiempos de pandemia.

Magaly López calificó dichos argumentos como “absurdos” y acusó a la iniciativa privada de frenar la posibilidad de una alimentación sana para los niños y niñas de Oaxaca. Agregó que tampoco se pretende “perseguir al tendero de la esquina”.

Es importante destacar que en México el 34.4% de los niños y adolescentes padecen sobrepeso u obesidad, lo que coloca al país en primer lugar a nivel mundial por obesidad infantil.

Deja una respuesta