Años de operaciones no pudieron respaldarlos; continúan los cierres de restaurantes yucatecos ante el coronavirus.

El presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac), Roberto G. Cantón Barros habló sobre cómo la situación del covid-19 agrava cada vez más el panorama para el sector restaurantero que “está a un paso de quedar aniquilado”.

El empresario explicó que ni la reactivación económica ha logrado levantarlos pues los ingresos apenas logran cubrir los gastos necesarios como la nómina e insumos.

En Yucatán se ya se han registrado miles de cierres de restaurantes ocasionados por la crisis actual derivada de la pandemia. Destacan el cierre definitivo de Pancho’s con 48 años de operaciones y Eladio’s de Itzimná con 30 años.

El ajuste de horarios debido a la semaforización, también ha provocado que muchas operaciones restauranteras sean insostenibles.  

“No podemos servir cenas porque hay que cerrar a las 8:30 pm para concluir en tiempo, limpiar nuestros establecimientos y que nuestro personal logre tomar el transporte público y llegar a sus casas antes de las 10:30pm” explicó Cantón Barros.

La afluencia de comensales también redujo a costa de la implementación de la Ley Seca en el estado.

Deja un comentario