Con 290 votos a favor y 71 en contra, se avalaron las modificaciones a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público para que el gobierno pueda comprar medicamentos y contratar servicios de salud ante organismos intergubernamentales.

El dictamen que fue presentado por la Comisión de Transparencia y Anticorrupción, establece que busca atender la emergencia sanitaria como la que se enfrenta actualmente por el Covid-19 en el país.

Con lo anterior, se agregó el párrafo quinto al artículo primero de dicho ordenamiento para quedar como sigue:

“En el caso de la adquisición de bienes o prestación de servicios para la salud, cuando de la investigación de mercado se concluya que la licitación no es la vía idónea para asegurar al Estado las mejores condiciones conforme a lo previsto en el artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las dependencias y entidades, previa autorización de la Secretaría por conducto de la Oficialía Mayor, podrán contratar con organismos intergubernamentales internacionales a través de los mecanismos de colaboración previamente establecidos con éstos”.

El presidente de la Comisión, Óscar González Yáñez, aseguró que con la reforma se rompe “un monopolio de medicamentos en nuestro país”, y afirmó que la mayoría de los empresarios de la medicina del país, “ni son pobres y han ganado una cantidad muy grande de dinero con estas compras”.

“Hay millones de pobres en México que no tienen la medicina para ser atendidos y la idea es dotar a esos mexicanos de la medicina que requieren para atender esta emergencia”.

González agregó que esta también es una oportunidad para los empresarios de la industria farmacéutica para que “se pongan a tono a lo que pueden vender dentro de nuestro país”.

Deja una respuesta