Un joven de 16 años se quitó la vida en su domicilio durante la madrugada de este martes. Esto ocurrió en el municipio de Izamal en Yucatán.

La tía del joven relató que fueron los perros los que avisaron lo ocurrido. Los caninos estaban reunidos en el terreno donde ella vive, no paraban de aullar y ladrar alertando algo. Fue cuando ella se asomó y descubrió a su sobrino colgado de un árbol.

Cuando el mejor amigo del adolescente se enteró de la tragedia fue a visitar a los padres del difunto para comentarles que su amigo confesó unas horas antes lo del suicidio ya que había invitado a sus amigos en redes sociales a asistir a su velorio. Él no pensó que era enserio y por eso no alertó a sus padres, cosa de la cual se arrepentía.

Sus padres no tienen idea del motivo por el cual el joven se quitó la vida. El mejor amigo del joven también les contó que era un chico muy solitario y triste. Dijo que el fallecido quería ser poeta y a veces las cosas que lo lastimaban las tomaba muy en serio.

Deja un comentario