Habitantes del municipio de Tekax, Yucatán, se encuentran preocupados pues se ha registrado otro acto de zoofilia en la comunidad. Se trata del tercer caso de violencia sexual cometido a un animal en menos de dos semanas y en medio del confinamiento por el covid-19, realizado presuntamente por la misma persona la cual no ha sido detenida por las autoridades.

El posible responsable es un hombre que ha sido identificado con anterioridad, pues en los últimos tres meses había cometido varios actos similares, sin que las autoridades lo sancionaran por ello.

Desde el mes de abril, los vecinos de Tekax habían realizado una denuncia oficial en contra de dicha persona, pero las autoridades de la localidad no han hecho nada al respecto, aun cuando se han recabado pruebas como un video que circuló en redes sociales en el cual se podía visualizar a la persona señalada cometiendo estos actos.

La furia de los habitantes se desató estas ultimas semanas cuando una perrita de aproximadamente cuatro meses de edad perdió la vida tras sufrir una violación, por lo que la dueña del canino hizo la denuncia respectiva ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

El animal había sido reportado como desaparecido desde el martes de la semana pasada y no fue sino hasta el viernes que su cuerpo fue encontrado. La investigación de los peritos señala que el perro fue estrangulado y abusado sexualmente, pues encontraron restos de un preservativo dentro de su cuerpo.

Testigos señalan que estos actos se han venido cometiendo desde el año pasado y temen que no solo sean sus mascotas los que corran peligro, sino también sus hijos e hijas, por lo que han exigido a las autoridades castigos ejemplares para esta persona.

Deja un comentario