La noche del martes un potente sismo estremeció la península de Alaska provocando una alerta de tsunami que hizo huir a los habitantes a terrenos elevados para luego ser cancelada sin registrar olas peligrosas.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, dadas las 23:12 horas del martes, un terremoto de 7.8 de magnitud se detectó a una profundidad de 28 kilómetros. El epicentro se situó en el mar a 105 kilómetros al sur-suroeste de Perryville, Alaska.

Mediante videos compartidos en redes sociales se aprecian a oír las sirenas de emergencia mientras que los habitantes siguen las recomendaciones para evacuar.

El temblor provocó una alerta de tsunami para el sur de Alaska, la Península de Alaska y las Islas Aleutianas, el cual fe cancelado unas horas después. El riesgo de tsunami no afectó a Hawai ni otras costas estadounidenses o del Pacífico canadiense, indicó el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico.

Desde 1900 se han registrado otros seis terremotos de magnitud superior en un radio de 250 kilómetros de donde se produjo el temblor del martes.

Deja un comentario