Esta mañana fue presentado un ambicioso proyecto de reforma al sistema de pensiones por parte del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acordado con la principal patronal y la confederación sindical, que busca aumentar en un 40% la prestación que recibirán los trabajadores al jubilarse y reducir las semanas de cotización.

“Ustedes saben que se llevó a cabo hace algunos años una reforma y quedó corta para decirlo amablemente, si esa reforma no se corrige al pensionarse los trabajadores recibirán menos de la mitad de su salario, esto se iría agravando con el tiempo, nosotros no padeceríamos mucho con esa mala reforma, pero hacia adelante haría crisis, los que padecerán más serían los trabajadores, y los trabajadores en activo, se les cancelaría la oportunidad de tener un retiro digno”, indicó el mandatario mexicano.

López Obrador afirmó que esta iniciativa tiene el apoyo de los sectores empresarial y obrero. El proyecto contempla que se reducirá a 750 semanas de cotización para que el trabajador tenga derecho a una pensión garantizada, con un incremento gradual. La Pensión Garantizada incrementa su cobertura de 34 a 82 % para los trabajadores.

El plan es incrementar la aportación que se realiza al sistema desde un 6.5% a un 15%, mediante una subida progresiva de la contribución de los patrones del 5.15% al 13.87%, además de bajar las comisiones que cobran las principales administradoras de fondos de pensiones, de titularidad privada.

El proyecto prevé que el límite inicial para recibir la jubilación baje de 25 a 15 años, aunque luego subirá paulatinamente, indicó Arturo Herrera secretario de hacienda.

De igual manera señalo que, la propuesta debe ser aprobada por el Congreso, busca que la contraprestación que reciba el empleado se acerque al último salario que recibió y fija un incremento en lo que deben aportar las empresas.

Deja un comentario