A causa del COVID-19, este martes falleció el médico Juan Carlos Loaiza, que solía laborar en la Clínica del ISSSTE ubicada en Chetumal.

Personal del hospital denunciaron que su muerte se debió a que el respirador artificial al cual se encontraba conectado, no funcionaba correctamente, lo que terminó por cobrarle la vida.

Sus compañeros también manifestaron que la mayoría de los ventiladores que se utilizan para atender a pacientes con coronavirus presentan fallos por lo que exigen al Director de la Clínica, Emmanuel Ángel Gutiérrez García, que les proporcionen el equipo adecuado.

Solamente el martes se registraron 5 defunciones masivas en la clínica en menos de 24 horas, incluida la del médico Juan Carlos Loaiza.

Por otra parte, el personal de salud reclama también la falta de camas para atender a los pacientes del área covid-19. Hasta el momento se encuentran hospitalizados 12 pacientes y sólo tienen disponibles alrededor de 5 camas.

Deja un comentario