Hoy durante la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, se denunciaron las presuntas irregularidades en la asignación de contratos para la remodelación de la Quinta Avenida realizados por la alcaldesa Laura Beristain.

Al respecto, López Obrador mencionó que en su gobierno “no habrá impunidad para nadie” por lo que sugirió “que se proceda y denuncie” aludiendo a la situación.

“Se decidió enfrentar el primer problema de México que es la corrupción y no se va a proteger a nadie. Lo dije en el discurso de toma de posesión (…) nosotros tenemos que cumplirle al pueblo y limpiar de corrupción al gobierno porque es el principal problema del país, estoy convencido”, aseguró el mandatario.

Pese a las acusaciones, las obras en la Quinta Avenida continúan a la par de la promoción que Beristain le ha dado a éstas con la justificación de que “es para el bien de los solidarenses”, esto sin aclarar aún los ya mencionados hechos.

Deja un comentario