Cristina se desarrolló a partir de la depresión tropical 5-E al sur de las costas del estado de Guerrero, como la tercera tormenta tropical de la temporada 2020, después de Amanda a finales del mes de mayo y de Boris a principios del mes de junio.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que el martes temprano el ojo de la tormenta se ubicaba a 770 kilómetros al sur-sureste de Manzanillo, México, tenía vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora y se dirigía hacia el oeste-noroeste a 20 kilómetros por hora.

Se pronostica que “Cristina” se convierta en huracán el miércoles.
Aunque no está previsto que afecte directamente al territorio mexicano si favorece un potencial de lluvias puntuales intensas sobre los estados de Guerrero y Oaxaca, y muy fuertes en el centro del país, incluida la capital mexicana, indicó el Meteorológico.

Las autoridades mexicanas han recomendado a la población que extreme sus precauciones en los estados señalados debido a las lluvias, así como en las costas por el oleaje, también pidieron atender las recomendaciones del sistema de Protección Civil.

Deja un comentario