El uso de la marihuana primeramente fue con fines medicinales. Los trabajos de investigación apuntan a dos compuestos esenciales en la planta: el THC (Tetrahidrocannabinol), CBD (Cannabidiol), los cuales han demostrado su utilidad en pacientes con dolores crónicos neuropáticos, con náuseas y vómito recurrente, y en especial en aquellos que padecen epilepsia refractaria a los tratamientos convencionales.

En México desde el año 2017 la cámara de diputados aprobó el uso de la marihuana con fines medicinales, pero aún no se ha hecho la reglamentación secundaria que permita su uso de manera generalizada en sus bondades terapéuticas.

Es importante que la cámara de diputados en nuestro país emita la reglamentación secundaria para que aquellos pacientes que requieren su uso puedan tener los beneficios de la marihuana.

Deja un comentario