El Remdesivir salió a la luz como uno de los fármacos más prometedores para combatir el Coronavirus, oportunidad que no dejó pasar Estados Unidos pues el Gobierno de Trump logró un polémico acuerdo para obtener el suministro mundial del medicamento para los próximos tres meses.

El fármaco que ha sido producido por la farmacéutica Gilead Sciences, fue el primero en ser aprobado por las autoridades estadounidenses.

Según el anuncio del Departamento de Salud y Servicios Humanos de la nación norteamericana, el acuerdo con Gilead fue por 500,000 tratamientos. Esto es equivalente al 100% de la producción para este mes, 90% de la producción de agosto y 90% de la de septiembre.

La compra se debió a que Estados Unidos es el país que ha registrado un alarmante aumento de infectados con COVID-19 y también es la nación con más muertes debido al virus.

Sin embargo, el acuerdo ha generado críticas por el acaparamiento del medicamento por un solo país que cuenta con una gran capacidad económica para adquirirlo.

Es importante aclarar que el Remdesivir ha sido usado en el tratamiento de pacientes con COVID-19 y los resultados iniciales arrojaron que sólo ha reducido el periodo de recuperación por unos cuatro días, pero no se ha comprobado que pueda salvar vidas.

Deja una respuesta