Los planes de Airbnb para comenzar a cotizar en la bolsa fueron frenados a la llegada de la pandemia por coronavirus que ha generado crisis a nivel mundial. En sólo mes y medio se desplomó todo lo que la empresa había construido en 12 años.

Brian Chesky, CEO de la plataforma Airbnb Inc., aseguró que el sector turístico tuvo grandes afectaciones a costa de la pandemia y agregó que “el turismo tal y como se conoce llegó a su fin”.  

El empresario negó que el turismo vaya a desaparecer, pero la forma en la que se realizarán los viajes cambiará por completo. Para unirse a ese cambio y contrarrestar las pérdidas, Airbnb actualizó sus medidas sanitarias a nivel mundial.

El protocolo sanitario para anfitriones incluyó información específica sobre el mecanismo para la prevención de contagios por COVID-19, además de las conocidas indicaciones para uso de protección personal como mascarillas y guantes. Para garantizar que las medidas se cumplan, la plataforma genera un cuestionario que los proveedores del servicio deben responder.

Por otro lado, la compañía hasta el momento recortó 25% de su fuerza laboral tras el impacto económico al que se enfrenta. También contrajo una deuda adicional de 2 mil millones de dólares, equivalentes al 40% de su valor en el mercado privado por 31 mil millones de dólares.

En México Airbnb suspendió el servicio al público general en abril y sólo ofrece reservaciones para personal médico que se encuentre laborando durante la contingencia sanitaria por el COVID-19; todo esto bajo un protocolo sanitario que fue validad por la Facultad de Medicina de la UNAM y la Fundación Mexicana de Salud (Funsalud).

Deja una respuesta