Quedó aprobada la figura de la legítima defensa en la reforma al Código Penal; ésta permitirá que ante la intromisión de intrusos en viviendas que atenten la integridad física o de bienes patrimoniales, el morador pueda defenderse sin ser procesado penalmente.

La propuesta fue aprobada por unanimidad y con ella es posible que, ante algún asalto o robo con violencia, la víctima podrá golpear, herir e incluso matar al delincuente y estará amparado por la Ley.

La diputada, Libia Dennise García Muñoz Ledo, integrante de la comisión, explicó que al intruso que llegue a una casa habitación, se le podrá repeler bajo cualquier circunstancia y con los mecanismos que se encuentren a la mano y esto de ninguna manera puede ser imputado penalmente.

Muñoz Ledo también aclaró que hasta el momento la iniciativa de legítima defensa sólo será aplicable en viviendas y no en negocios o automóviles que sean propiedad de la víctima. Sin embargo, se pretende que en el futuro esto pueda aplicar para establecimientos y vehículos.

Aquellos policías que entran a los domicilios aprovechándose del uniforme y cometan abuso de autoridad y allanen domicilios para robar, no quedan exentos de la Ley, ya que se podrá obrar de igual forma.

Deja una respuesta