Una espesa nube de polvo proveniente del desierto del Sahara cruzó el Océano Atlántico y se aproxima al sureste mexicano. Se prevé que llegue entre hoy y mañana a la Península de Yucatán.

DESPLAZAMIENTO DEL POLVO DEL SAHARA

 Al cruzar el Océano Atlántico, su aire seco debilita de forma importante a las formaciones tropicales que encuentra en el camino, impidiendo que aumenten su fuerza.

Las señales para detectar que el polvo se encuentra en el ambiente serán: el día grisáceo, atardeceres rojizos, escasa nubosidad, déficit de lluvias y alza en las temperaturas.

La cantidad de polvo del Sahara que ingrese en el país dependerá de la intensidad del viento y la concentración de éste sobre África; puede cubrir un área equivalente a la de Estados Unidos y extenderse verticalmente entre 500 y 6 mil metros de altura.

La Coordinación Nacional de Protección Civil advirtió que este fenómeno no afectará a la población, pero recomienda mantenerse en casa y estar atentos a los avisos del Servicio Meteorológico Nacional y de Protección Civil.

Deja una respuesta