Una vacuna contra el coronavirus basada en el estudio de anticuerpos producidos por los primeros 300 pacientes con COVID-19 ya está siendo desarrollada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).


Se trata de una vacuna basada en proteínas del coronavirus SARS-CoV-2 que fueron estudiadas luego del análisis de anticuerpos de 300 pacientes; esto fue por medio del uso de un potenciador de la respuesta inmunitaria.


“Para saber cómo inducir protección necesitamos saber qué significa esa protección, con los conocimientos modernos de inmunología vemos cómo es que el organismo se protege contra la infección y ya que sabemos cuál es la respuesta de anticuerpos necesaria de linfocitos T y la inmunidad inna entonces sabemos cómo podemos inducirlos”, así lo confirmó Constantino López Macías, Jefe de la Unidad de Investigación Médica e Inmunoquímica (UIMIQ).


Esta vacuna se encuentra en la fase de producción de los antígenos para comenzar los ensayos preclínicos en ratones y después de las pruebas de laboratorio, se producirá para su distribución.

Deja un comentario