Ayer por la noche el Gobernador Carlos Joaquín dio a conocer la actualización del semáforo epidemiológico en Quintana Roo que ahora indicará color naranja para todo el estado.

Para la semana del 22 al 28 de junio la zona norte y sur estarán marcadas con el color naranja como parte de las estrategias para la reanudación gradual de las principales actividades del plan “Reactivemos Quintana Roo”.

Para este punto las actividades esenciales como la seguridad pública, hospitales y servicios médicos, el comercio al por menor de alimentos y bancos (entre otros) podrán operar a su capacidad normal.

Por otra parte, los servicios administrativos, profesionales, científicos y técnicos sólo podrán reaperturar al 50% de su capacidad; mientras que servicios turísticos y de entretenimiento podrán hacerlo al 30%.

Asimismo, las escuelas, playas, parques públicos, bares, centros nocturnos y gimnasios aún no podrán laborar durante esta etapa.

Carlos Joaquín reiteró que el hecho de estar en semáforo de color naranja la próxima semana y de que se permitan determinadas actividades, no quiere decir que pasó el peligro de contagiarnos, enfermar y morir. Estamos en un punto alto de contagio, por lo que exhortó a los ciudadanos ser responsables.

Deja un comentario