El Covid-19 parecía casi erradicado en China, donde había emergido a finales de 2019 en Wuhan. Sin embargo, un nuevo brote fue detectado la semana pasada en la capital, Pekín.

Pekín redobla esfuerzo este lunes 15 de junio para intentar contener el rebrote de Covid-19 en algunos barrios de la ciudad, donde fueron constatados 79 nuevos casos vinculados a un mercado gigante, lo que obligó a decretar nuevos confinamientos en áreas residenciales y realizar pruebas suplementarias.

En consecuencia, se restablecieron los controles de temperatura que habían dejado de realizarse en los ingresos a las áreas residenciales y edificios de oficinas. En tanto los sitios culturales y deportivos serán nuevamente cerrados.

Las autoridades decretaron el confinamiento en 10 zonas residenciales cercanas por lo que prohibieron salir a sus habitantes.

En china, actualmente hay 177 personas con Covid-19, dos en estado grave, se trata del nivel más elevado desde comienzos de mayo.

Deja un comentario