La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, advirtió que los países de la región no deben dejar que haya otra década perdida.

“Se necesitan apoyos gubernamentales para evitar que la emergencia por el Covid-19 se convierta en crisis alimentaria”, afirmó.

Las estimaciones muestran que habrá aumento de la pobreza, que afectará a 215 millones de personas y de ese total, 83 millones estarán en pobreza extrema.

Bárcena añadió que las empresas pequeñas y medianas deben de recibir subvenciones temporales y estrategias para que la banca de desarrollo les de créditos.

Por otra parte, el Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Crecimiento Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, dijo que la crisis por el coronavirus tomó por sorpresa a las economías latinoamericanas y puso en evidencia problemas estructurales que ya tenían desde 2019.

Ángel Gurría advirtió dos problemas: “Necesitamos fuentes de financiamiento y al mismo tiempo un alivio respecto al servicio de la deuda; el problema es que le vamos a pedir a la misma gente que nos deje de cobrar y que nos preste más”.

Para finalizar subrayó que: “Para lograr un equilibrio es necesario impulsar políticas industriales, acciones contra el cambio climático y tener una banca de desarrollo que realmente apoye a los países”.

Deja un comentario