La Resaca 2.0

NORMANDO MEDINA CASTRO
Profesor y Periodista
Ex Director de SQCS
Ex Director del IEA

Como una tragedia de Shakespeare en la que no hay vuelta atrás y la suerte parece echada, los opositores al gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador apuestan todo en las elecciones intermedias de 2021 en la que se elegirán a nuevos integrantes de la cámara baja del Congreso de la Unión, así como 15 gobernadores, 30 congresos locales y los ayuntamientos de todo el país excepto Hidalgo y Durango.

AMLO ha demostrado un temple que le permite sacar provecho del choque en que han caído sus opositores que, dominados por el odio y cegados por la ira se convirtieron en sus enemigos, dejando poco espacio a la razón, la prudencia y la cautela. Fácilmente han caído en provocaciones y responden de manera visceral, previsible para los recursos con que cuenta el gobierno que una y otra vez los desmiente y los evidencia.

Sería infantil creer que algo puede hacerse sin que trascienda hasta quienes detentan el poder. “Ningún poder es inocente”, decía Balzac y tiene razón. Más bien la soberbia puede hacer creer que nadie se entera de nada.

En la mañanera del 9 de junio, López Obrador dio a conocer la creación de un Bloque Opositor Amplio que busca derrocarlo; en él participan gobernadores del PRI y del PAN y los dos únicos del PRD y el MC, los dirigentes de esos partidos, organizaciones afines, las élites empresariales y en lo que denominan “sociedad política” de acuerdo con el documento con el sello de “confidencial”, incluso consejeros del INE y magistrados del TEPJF. La exhibida es de efectos impredecibles y algunos de los mencionados en el BOA como integrantes, se desmarcaron rápidamente. Tal es el caso del gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín.

Más allá de que subió la temperatura política, no hay nada nuevo en el documento que habla de la unión de fuerzas de los AMLOfóbicos. Son los mismos personajes gastados como los ex presidentes del PAN, Fox y Calderón, medios de comunicación e intelectuales. Sin embargo el diagnóstico sobre Morena, sus pugnas internas y su mal papel en los gobiernos locales no está alejado de la realidad.

En lo local

El ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, sacudió la vida pública de la entidad con la noticia de su retorno a su domicilio. Informó en su Facebook que el Consejero Jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, le comunicó que el Tribunal que ventila su caso acordó otorgarle prisión domiciliaria. El ex mandatario no sólo ha padecido cárcel, sino que ha sido víctima también de una feroz campaña pública para desfigurar su imagen para convertirlo en ejemplo ignominioso de mal gobernante. Sin embargo, todos los recursos utilizados por el sistema fueron insuficientes y Villanueva Madrid aún conserva el cariño y reconocimiento de un gran sector de los quintanarroenses que considera que fue buen gobernador y una excelente persona. No fueron pocos los que lo despojaron de negocios y bienes ante la complacencia de su sucesor Joaquín Hendricks, al cual eligió, para su mal, por encima de la línea presidencial que tenía Addy Joaquín.

Mucha gente lo tomó a broma, otros como sus correligionarios del PRI acusaron que no entiende que carece de base social y sólo fue un mal invento del los ex gobernadores Félix González y Roberto Borge. Lo cierto es que el ex dirigente del PRI estatal, Raymundo King, manifestó sus intenciones de contender por una diputación federal en 2021. En fin son cosas que pasan en nuestro país y en nuestro caribeño estado.

¡Hasta la próxima!

profenor1960@hotmail.com

Deja un comentario