El Presidente de la Unión de Restaurantes, Bares y Similares, Joaquín Noh Mayo, informó que sólo el 30% de los 350 restaurantes que tienen permiso para expender bebidas alcohólicas en Othón P. Blanco iniciaron ayer sus funciones dentro de la “nueva normalidad”. Dichos restaurantes activos fueron los únicos que lograron cumplir con las normas sanitarias.

Al menos 290 restaurantes no pudieron abrir debido a la falta de recursos que no les permitió instaurar los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades ante el COVID-19. Otros 70 establecimientos no aperturaron al no entrar dentro de las especificaciones señaladas por el Semáforo Epidemiológico Estatal.

“En el giro de restaurante-bar está la duda porque los semáforos en el que se ha anunciado no mencionan en ningún momento el restaurante-bar y no se sabe si debe o no abrir”, explicó Noh Mayo.

Deja un comentario