El taxista Raúl Gallegos, conductor del número económico 788 del SUCHAA, fue agredido por un joven de aproximadamente 18 años que lo estafó y violentó tras ofrecer un servicio que asciende a más de mil pesos.

La víctima ofreció un viaje desde Morocoy hasta Chetumal, como le indicó el joven; mediante engaños éste prometió que pagaría la totalidad del transporte cuando arribaran al Fraccionamiento Centenario, pero al llegar al lugar agredió físicamente a Gallegos y se dio a la fuga en otro taxi negándose a pagar la cuota.

Los policías municipales llegaron al lugar para atender al afectado, le recomendaron al taxista interponer su denuncia ante el Ministerio Público.

Por otra parte, los vecinos del Fraccionamiento solicitaron de manera inmediata Vigilancia Pública Municipal para resguardar su seguridad ya que en la zona se han dado diversos casos de robos, agresiones y vandalismo.

Deja un comentario