Tramos de la carretera Chetumal-Escárcega sufrieron deslaves y sovacones tras las fuertes lluvias que han generado inundaciones por toda la Península de Yucatán.

En el tramo Francisco Escárcega-Chetumal ocurrió un deslave, la carretera quedó apenas cubierta por una ligera capa de pavimento y las autoridades temen la posibilidad de que se desplome.

Algunos autobuses que iban pasando por la zona tuvieron que ser evacuados; los pasajeros cruzaron a pie siguiendo las indicaciones de Policías de Calakmul y de la Guardia Nacional.

De igual forma, en el mismo tramo el aumento del agua pluvial y nivel superior del río han propiciado el cierre total de la circulación. Esto deja prácticamente incomunicado a Chetumal con la zona centro del país.

Deja un comentario