Ayer el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, dio banderazo junto con el Gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, para el inicio de las obras del Proyecto del Tren Maya que permitirá conexión de los estados del sureste mexicano, entre ellos Quintana Roo.

López Obrador explicó que entre los objetivos del proyecto está la reducción del rezago que vive el sureste del país que ha sido desatendido durante años, en comparación con el desarrollo que actualmente tiene Cancún y la Riviera Maya.

Entre las funciones establecidas para el Tren Maya está el transporte de mercancías en toda la región, la conexión entre comunidades y ciudades, así como el traslado de los turistas entre los distintos lugares de la Zona Maya; se pretende que los visitantes aprecien la riqueza cultural del sureste.

El mandatario federal aseguró que esta obra ayudará a minimizar el impacto de la crisis económica que ha surgido durante la pandemia por COVID-19, pues se generarán alrededor de 80 mil empleos y 150 mil para el próximo año.

Deja un comentario